13 de abril de 2016

Leyendo a los Testigos - Parte 1: Un Comienzo Positivo

(Este post es el primero de la serie Leyendo a los Testigos. Puedes encontrar la segunda parte aquí, la tercera parte aquí, la cuarta parte aquí y la quinta parte aquí)

Creo que la gran mayoría de nosotros los hemos encontrado tocando a nuestra puerta, y últimamente, también parados en distintas esquinas de nuestra ciudad. Son nuestros amigables vecinos, los Testigos de Jehová. Para quienes no los conocen, ellos se describen a sí mismos como un grupo diverso de personas de que tienen los mismos objetivos, entre los cuales el mayor es honrar a Jehová (Dios), quien es el Autor de la Biblia y el Creador del Universo, y también imitar a Jesús. Debido a esto último, ellos se consideran cristianos, y buscan ayudar a la gente a aprender más de la Biblia y el Reino de Dios [1].

Aquellos de ustedes que siguen el blog recordarán que he criticado las enseñanzas de este grupo en algunas ocasiones, pero esta vez la idea es hacer algo distinto. Me gustaría que pudiéramos escuchar su enseñanza de primera mano, para poder evaluarla con la menor cantidad de prejuicios posibles. ¿Cómo lo haremos? Leyendo lo que ellos quieren decirnos a través de sus libros.

Hace casi un año, me acerqué a un stand de los Testigos y pedí un pequeño libro que llamó mi atención, titulado ¿Qué enseña realmente la Biblia? Pienso que este es un buen punto de partida para conocer lo que este grupo piensa, y cómo se diferencia de las creencias cristianas tradicionales.

Así que, durante algunas semanas, estaré compartiéndoles mi experiencia con este libro. Intentaré resumir el contenido de cada capítulo, rescatando los puntos que tenemos en común y comentando sobre aquellos que parezcan estar en conflicto con la enseñanza de la Biblia. Si quieren seguir la lectura, este libro puede descargarse y leerse en línea en esta dirección.

Para empezar, esto es lo que puedo contarles sobre la primera parte del libro. Intentaré indicar en qué página(s) del libro se encuentra cada tema para que puedan revisarlo por ustedes mismos.

¿Comenzamos?


Prólogo: ¿Es esto lo que Dios quería? (pp. 3-6)


A modo de introducción, el libro comienza reflexionando sobre la situación actual del mundo, los problemas y el sufrimiento personal de las personas como una fuente de inquietud y de preguntas sobre la voluntad de Dios (p. 3). Frente a estos temas difíciles, los Testigos dirigen al lector a las promesas de esperanza que encontramos en la Biblia como una forma de indicar que Dios tiene una solución para las dificultades en el futuro (pp. 4-5).

Pero eso no es todo. Ellos también mencionan que Dios tiene respuestas para las dificultades personales, los problemas familiares y otras circunstancias de la vida diaria (p. 6). Todas estas respuestas las encontramos en la Biblia, y por eso es importante conocerla (p. 7). El prólogo termina con un cuadro explicativo sobre cómo leer referencias bíblicas (citas con capítulos y versículos).


Lo bueno


La mayor parte de este capítulo se ajusta bien a la enseñanza de la Biblia. Los Testigos están en lo correcto cuando señalan que Dios tiene respuestas para todo lo que pasa en el mundo hoy en día, y que Él tiene también un plan para solucionar problemas como el sufrimiento y la muerte. También me parece positiva la idea de incentivar a las personas a hacer preguntas y estudiar seriamente la Biblia para encontrar lo que Dios quiere decirnos con respecto a las preguntas más importantes de la vida.

Lo incompleto


La pregunta que plantean los Testigos ("¿Es esto lo que Dios quería para la humanidad?") tiene mucha importancia en el prólogo, ya que desde aquí comienza la motivación para estudiar la Biblia y así descubrir el verdadero plan de Dios. Sin embargo, un lector podría entender esta pregunta como queriendo decir que la situación actual del mundo es algo imprevisto para Dios, un giro inesperado del plan original que Él tenía. En realidad, aunque es correcto decir que el sufrimiento y la muerte no son cosas que Dios quisiera para nosotros, la Biblia también nos enseña que ninguna de estas cosas lo ha tomado por sorpresa ni han aparecido sin que Él lo supiera de antemano. Nuestro Dios siempre ha estado en conocimiento y en control de todo lo que ocurre, y por eso Sus planes nunca fallan:

"Yo soy Dios, y no hay otro; soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; anuncio el futuro desde mucho antes. Yo digo: Mis planes se realizarán; yo haré todo lo que me propongo." (Isaías 46:9-10, DHH)

Por otro lado, en esta parte del libro los Testigos llaman nuestra atención hacia las situaciones que están mal en este mundo como si ellas fueran los problemas centrales de la humanidad, al mismo tiempo que identifican las promesas futuras de Dios como la solución definitiva a estos problemas. Como en el caso anterior, si bien la Biblia habla de estas cosas, ella destaca otros dos temas como los más importantes: Nos cuenta que la causa de todos los problemas del mundo es el pecado, y que la solución a ese gran problema es un gran Salvador, Jesús. Este es el tema central de la Biblia. Todas las promesas de renovación y paz para el futuro son sólo la consecuencia de la vida eterna que Cristo nos regaló en la cruz:


"Pues el pecado de un solo hombre, Adán, hizo que la muerte reinara sobre muchos; pero aún más grande es la gracia maravillosa de Dios y el regalo de Su justicia, porque todos los que lo reciben vivirán en victoria sobre el pecado y la muerte por medio de un solo hombre, Jesucristo." (Romanos 5:18, NTV)

De todas maneras, es posible que los Testigos sólo estén tocando estos temas de una forma básica para entrar en detalles más adelante, o que estén buscando ponerse en el lugar de aquel lector que no tiene un gran conocimiento bíblico. Por esta razón, no es necesario ser demasiado estrictos con estos puntos (por el momento).


Lo curioso


Algo que llama la atención es la frase que los Testigos usan como el título de este libro, y repiten en este prólogo (p. 7): Ellos nos mostrarán lo que realmente enseña la Biblia. El énfasis en la palabra "realmente" sugiere que los Testigos no están de acuerdo con la enseñanza cristiana tradicional. Como varios de ustedes sabrán, esto efectivamente es así, pero dejemos que ellos nos cuenten sus motivos para este rechazo a lo largo del libro, para que así podamos evaluar sus enseñanzas de manera correcta.

En resumen, el prólogo del libro ha sido un comienzo positivo, considerando que -hasta ahora- lo que hemos visto se acerca bastante a lo que enseña el Cristianismo tradicional. En el próximo post, empezaremos estudiando el primer capítulo, titulado "¿Cuál es la verdad acerca de Dios?".




Referencias

[1] Sitio oficial de los Testigos de Jehová - accesado el 8 de Abril de 2016



¡Comparte este post!

1 comentario: